Tu industria

Todo lo que necesitas saber antes de lanzar tus propios servicios financieros

Cada vez hay más empresas que, además de actuar en su propia industria y “core business”, también eligen actuar en un segmento de negocio diferente, con el que no están necesariamente familiarizadas. Uno de ellos, por ejemplo, el de los servicios financieros. Con tecnologías y soluciones como embedded finance, hoy en día cualquier empresa, independientemente de su negocio, puede lanzar servicios financieros.

Es como si ellas, a través del embedded finance (o finanzas embebidas como se conoce en español), también se convirtieran en fintechs. Un buen ejemplo es Amazon, que lanzó sus propias soluciones de pago sin siquiera haberse convertido (o querer convertirse) en un banco, miralo aquí

¿Y cuál es la razón de este movimiento? 

Puede haber varias razones, pero por nombrar algunas: 

  • Ofrecer un producto o servicio complementario a los que ya comercializan a sus clientes 
  • Optimizar y mejorar la experiencia de los usuarios con su propio medio de pago
  • Agregar una nueva fuente de ingresos a su negocio, etc.

Si lanzar un servicio financiero, sea cual sea, está en sus planes, enumeramos a continuación algunos de los puntos a tener en cuenta para hacerlo de forma exitosa y asertiva.

Todo empieza con análisis y estudios

Por más obvio o básico que parezca, el punto de inicio para comprender la viabilidad de tus propios servicios financieros es el estudio de mercado. Allí comprenderás cuál lanzar, conocerás y comprenderás profundamente la audiencia y de lo que se tratará tu producto. Este punto es extremadamente importante.

Pero sobre todo, es crucial entender cómo en conjunto el servicio financiero puede añadir valor a la propuesta de tu empresa. A continuación, vamos a detallar punto por punto:

1. ¿Para quiénes son sus productos?

Ya que estamos hablando de una empresa que no actúa previamente en este mercado, no necesariamente la base o el perfil de los clientes con los que normalmente trabaja es la misma que va a adquirir los servicios financieros. Y en caso de que sea la misma, sus necesidades financieras seguramente serán diferentes de las que tienen en relación con su “core business”. 

Por lo tanto, conocer a la audiencia a la que se dirigiría este producto financiero, lo que busca y lo que obtendría de beneficio al adquirir o utilizar este producto es más que fundamental. 

2. La propuesta de valor del producto

Después viene un segundo punto fundamental: entender tu propio producto. En otras palabras, podemos decir que es la hora de construir la propuesta de valor del mismo. Aquí descubrirás qué le ofrece al usuario y cuáles son los beneficios, los aspectos diferenciales y las ganancias que le ofrece al cliente. 

Estos dos están extremadamente vinculados, uno depende del otro. La propuesta de valor del producto debe partir de lo que los usuarios esperan, resolviendo un problema o una necesidad.

3. … y la propuesta de valor de su empresa en conjunto?

Como se espera, agregar un nuevo producto que no forma parte del negocio principal de la empresa debe agregarle valor en la empresa como un todo.

Por ejemplo: una empresa de transporte que cuenta con conductores asociados, podría lanzar una cuenta digital dirigida a ellos. Esto les permitiría enviar pagos instantáneos directamente a través de la aplicación y, además, poder recibir los pagos luego de terminar los viajes.

Teniendo en cuenta que estos partners, de todos modos, tendrán un saldo a recibir, el lanzamiento de una cuenta digital corta camino para que la usen de una manera más práctica, fácil y rápida. Esto, por lo tanto, es una razón adicional para que no solo los conductores elijan ser colaboradores de la empresa, sino también para preferirla sobre otros competidores que no ofrecen este servicio adicional.

Es un win-win! 

4. Creando nuevos insights a partir de todo esto

Además de llegar a un producto que realmente atienda las necesidades de su audiencia, estas definiciones les permiten a las empresas tener una mejor viabilidad y seguimiento de cómo operan los usuarios fuera de su unidad “core”. Esto les permitirá crear nuevos planes de acción y mecanismos para ofrecer servicios y experiencias más personalizadas y basados en datos.

Atención a las normas y regulaciones vigentes

Las fintechs, instituciones de pago e incluso las empresas que ofrecen servicios financieros están sujetas a las leyes y reglamentos del país en el que operan

Cada país tiene una institución encargada de regular los servicios ofrecidos por las instituciones financieras como los bancos. Al identificar y definir cuáles serán los servicios financieros que su empresa ofrecerá y el detalle de cada uno de ellos, es importante investigar y conocer en detalle las regulaciones que se aplican a cada caso.

… y también en las licencias necesarias

Dependiendo del servicio financiero que se elija, es posible que se necesite obtener algunas licencias para poder lanzarlo. Esto puede tener un impacto significativo no solo en el desarrollo y la creación del servicio financiero, sino también en su lanzamiento. Tener esta información de antemano o contar con la consultoría y el asesoramiento especializado es otro punto indispensable.

Pero esto no se termina ahí!

La planificación para agregar una solución de esta envergadura a su negocio no se termina ahí: nos pareció importante enumerar sólo los puntos fundamentales que no se le deben pasar por alto. Sin embargo, es importante seguir mapeando otros items que deban entrar en su lista.
Para terminar, como último punto de nuestro lado, les dejamos una sugerencia: no dudes en contar con la ayuda y orientación de “players” especializados en el área para no dejar pasar nada por alto.

  • Team Pomelo

    Somos un equipo de especialistas en contenido y fintech que estamos por detrás de la voz, o mejor dicho, de las Words de Pomelo. Vamos a contarte todo sobre la industria, tendencias, productos, metodologías, buenas prácticas e historias pomelers en primera persona.

Comments are closed.