Durante la última década, una de las disrupciones más novedosas en el sector financiero han sido las criptomonedas. Junto con los primeros exchanges dedicados a su compra y venta, el número de transacciones de estos activos creció exponencialmente, motivados por ser una nueva forma de ahorro o inversión: entre julio de 2021 y junio de 2022 en América Latina hubo transacciones por más de USD 562 mil millones en criptomonedas, según Chainanalysis. ¡Este dato representa un aumento del 40% respecto al período anterior! 

Sin embargo se llegó a un punto donde el acercamiento con el dinero fiat era inevitable y necesario, si no ¿cómo utilizan esas criptomonedas los usuarios que quieren hacer pagos o compras en su vida cotidiana? Aquí es donde llegaron las tarjetas cripto, una innovación -y gran oportunidad de negocio- que trajeron las fintech.

Y si hay una tierra para explorar posibilidades de negocio que trae el boom cripto, es Latam. Las inestabilidades económicas y políticas sumadas a la baja inclusión financiera hicieron que la adopción de las cripto creciera a toda velocidad en comparación a países más desarrollados. Según un reporte de Latitud, en el 2022 el 21% de los Argentinos que encuestaron posee o utiliza criptoactivos, mientras que en Estados Unidos, es solo un 10%. 

Sin dudas, la alianza entre las criptomonedas y las tarjetas es un win-win para Latam: ahorro, inversiones y bancarización combinados. ¡Conozcamos más sobre la gran oportunidad que ofrece esta herramienta!

¿Cómo nacieron las tarjetas cripto y por qué son tan importantes?

Como comentamos anteriormente, una de las principales barreras que presentaban las criptomonedas era el bajo o nulo nivel de aceptación que tenían para operar dentro de la infraestructura existente y tradicional de pagos y transferencias. 

Si bien existen desde hace tiempo muchos exchanges donde es posible intercambiar dinero fiat por criptomonedas, la realidad es que en la mayoría de los casos, sólo se operaba con ellas dentro de la blockchain, completamente por fuera de las redes bancarias y de pagos. Esta brecha significaba una gran oportunidad de negocio para las fintech.

Afortunadamente, esta situación está cambiando y mucho de eso es gracias a las fintech que llevan adelante ideas innovadoras para integrar la tecnología, las finanzas y las nuevas monedas digitales. La primera y más intuitiva solución a esta barrera vino de la mano de las tarjetas, una herramienta masiva que con este giro integra las criptomonedas en la economía tradicional, física y virtual, y a los usuarios les da la libertad de usarlas en el ámbito que quieran.

Pero no solo eso, varias fintech empezaron a ofrecer servicios donde se une lo mejor de los dos mundos: 

  • por un lado el acceso a la blockchain para comprar, vender y transferir criptomonedas a través de una wallet;
  • y por el otro una tarjeta prepaga o de crédito franquiciada que permita transaccionar en el mundo cotidiano, a través de un BIN Sponsorship y las redes de adquirencia y procesamiento tradicionales.

¿Cuáles son los casos de uso más frecuentes en la industria fintech para las tarjetas cripto?

Las formas de lanzar tarjetas cripto varían según el país y la idea de negocio ejecutada, pero existen algunos modelos que se consolidaron en nuestra región y que son un claro ejemplo de cuáles son las tendencias actualmente:

  • Tarjeta cripto fondeada con dinero fiat y/o criptomonedas: Bajo este modelo, el usuario tiene una billetera digital donde puede tener dinero fiat o en criptos como Bitcoin, Ethereum o USDT y elegir cuál utiliza para transaccionar. La tarjeta prepaga de Ripio es un gran ejemplo de este versátil modelo, ya que el usuario puede pagar con su tarjeta cualquier consumo utilizando su saldo en dinero fiat o convirtiendo las criptomonedas de su wallet.
  • Una tarjeta garantizada (o colateralizada) con un activo cripto: Aquí el usuario posee una tarjeta de crédito, donde los consumos que realice están respaldados con un activo cripto, por ejemplo NFTs o Bitcoins, entregado previamente al emisor de esa tarjeta. Generalmente, el usuario puede consumir hasta un porcentaje del dinero equivalente al cripto activo entregado. Al finalizar el mes, el usuario debe abonar por sus consumos en dinero fiat y si no lo hiciese, los consumos se abonarán liquidando el activo cripto de garantía. Crecy, la plataforma cripto mexicana utiliza este tipo de tarjeta para ofrecer a sus clientes una línea de crédito sin tener que liquidar sus inversiones.
  • Una tarjeta fondeada con activos físicos tokenizados: En este modelo, un usuario que tiene activos físicos que pueden ser valuados, decide tokenizarlos dentro de la red blockchain y obtener un token digital por un valor equivalente al precio de su activo físico. De esta forma, ese token puede utilizarse para pagar por sus consumos a través de la tarjeta cripto. Un pionero en este modelo es Agrotoken, la primera infraestructura de tokenización con presencia en Brasil y Argentina que convierte el valor de la producción agrícola de sus usuarios a criptoactivos, para que lo usen con sus tarjetas powered by Pomelo en cualquier comercio.

¿Por dónde empezar si quiero ofrecer tarjetas cripto a mis clientes?

Como vimos en el bloque anterior, existen ejemplos muy diferentes de tarjetas cripto pero que tienen aspectos en común para estar a la altura de la innovación propuesta. Por un lado, tu solución deberá resolver la conexión al ecosistema cripto y las diferentes blockchains que se relacionan con tu propuesta de valor. Esta conexión es independiente de las redes bancarias y deberás administrarla por separado. 

Por otra parte, lanzar una tarjeta requiere ciertas cuestiones esenciales como por ejemplo contar con un BIN de VISA o Mastercard. Si recién estás empezando, es probable que este proceso sea tedioso y largo pero hoy en día puedes acceder a un BIN trabajando con empresas que ya tienen una relación con las marcas y que pueden darte uno bajo un modelo de Bin Sponsorship.   

Además, también es importante que consideres cómo emitir tus tarjetas, ya que pueden ser virtuales o físicas y para ello tendrás que considerar puntos como el diseño que tendrá, si serán nominadas o innominadas y elementos como la fabricación y distribución de ellas. 

Por último, tendrás que poder conectarte a las redes de procesamiento de pagos para autorizar o rechazar las transacciones que tus usuarios realicen y manejar la conciliación con las marcas para pagar por esas transacciones.

Estos son algunos ejemplos de cómo las criptomonedas y las tarjetas se integran de forma transparente para brindar las mejores soluciones a los usuarios. ¡Seguramente veremos nuevos modelos innovadores en el futuro que mantendrán las premisas de flexibilidad, escalabilidad y velocidad!

Ofrece tus propios productos financieros
en cuestión de semanas

Utiliza nuestra tecnología para desarrollar, lanzar y escalar servicios financieros en América Latina, de forma ágil y segura.



¡Suscribete y recibe nuestro newsletter!

Al registrarse, acepta nuestros términos y nuestro acuerdo de Política de privacidad.

Los comentarios están cerrados.