Las tarjetas prepagas son una forma de pago muy versátil: con ellas se puede dar al usuario una opción de pago en viajes al extranjero, gastos corporativos, compras y servicios en línea e incluso la mensualidad para los hijos. Y gracias a su popularización, las empresas que quieren ofrecer sus propios servicios financieros, e incluso otros, obtienen nuevas fuentes de ingresos y oportunidades para diferenciarse en el mercado.

Te vamos a mostrar en este post cómo se pueden utilizar las tarjetas prepagas y los diferentes propósitos que tienen. Además, desarrollaremos las oportunidades de ofrecerlas para complementar y diversificar financieramente tus negocios.

¿Para qué sirven las tarjetas prepagas?

Las tarjetas prepaga se pueden usar sin el riesgo de exceder una factura o perder la noción de cuánto se gastó, lo que para el usuario final ayuda con el control y organización de las finanzas. Después de todo, lo que se consume y compra con ella será menor o igual al saldo que se cargó. ¿Excedió un centavo? Compra rechazada.

Y, con las tarjetas prepago que tienen banderas (como Visa y Mastercard), el usuario tiene acceso a sistemas de redes bancarias que le permiten retirar dinero y pagar en las máquinas convencionales, entre otros aspectos prácticos.

“Una gran ventaja de la tarjeta prepagas es el hecho de que es esencialmente una tarjeta de débito, pero que funciona en las plataformas de crédito. Con esto, la usabilidad para el usuario final es mucho mejor. Principalmente en el caso de las compras en línea”, afirma Herculano Pires, especialista de nuestro equipo de Business Development.

El fácil acceso a las tarjetas prepagas, que prescinden de grandes burocracias para el usuario, ha ayudado a mejorar los índices de inclusión financiera en los países que históricamente sufren la dificultad de bancarizar a su población, ya sea por desconfianza con los sistemas bancarios, por la falta de acceso a información calificada o simplemente porque las soluciones antiguas de tarjetas tenían costos para los usuarios.

Las posibilidades del uso de las tarjetas prepagas

La versatilidad de las tarjetas prepagas es una de sus principales ventajas a la hora de pensar en cómo incluirlas en tu modelo de negocios: ellas se pueden aplicar a numerosos propósitos (y tienen cada vez más facilidades para conseguir licencias con las banderas). Esto hace que sea muy conveniente, para empresas de diversos tipos lanzar su propia tarjeta prepaga para diferentes propósitos. 

Vamos a ver algunos de los usos más comunes de las tarjetas prepago:

Tarjetas internacionales de viaje

En un mundo cada vez más digitalizado, las tarjetas internacionales de viaje son una gran opción para llevar dinero en las vacaciones de forma cómoda y segura, especialmente en el exterior. Y, además de ser más práctico que llevar efectivo o hacer conversiones de moneda, las tarjetas prepago de viaje tienen bandera, funcionando normalmente en todo el mundo. Y, por supuesto, también ayudan a controlar los gastos hechos (que podrían salirse de control con la tarjeta de crédito). 

Hay varias tarjetas prepagas de viaje en el mercado, algunas de ellas incluso multidivisa. Por ejemplo, cargas el saldo de la cuenta a la que está vinculada la tarjeta (ya sea con dólares, euros y/u otras monedas) y pagas normalmente con la tarjeta en el país al que viajas, debitando esa cuenta como si fueras un residente local. Sin tasas de conversión, comisiones y sin otras sorpresas. E incluso puedes retirar efectivo fuera del país.

Tarjetas corporativas y de beneficios

Las tarjetas prepagas son una forma buenísima de organizar los beneficios de los colaboradores y procesar los gastos corporativos, proporcionando fondos y saldos predefinidos para eventos, viajes de negocios o gastos comerciales. 

Con una tarjeta prepaga, los colaboradores de una empresa pueden: 

  • Recibir beneficios con un saldo precargado por la empresa, como en el caso de alimentación, cultura, entre otros;
  • En el caso de gastos corporativos, hacer gastos sin tener que usar efectivo; 
  • Evitar pasar por la burocracia de la rendición de gastos para obtener el reembolso.

Gift cards/Tarjetas de regalo

Las famosas tarjetas de regalo son una excelente solución versátil y muy conocida. Entre sus varios tipos, hablamos aquí de tarjetas con bandera. Ellas se pueden utilizar como:

  • Una forma de regalar a los amigos sin el riesgo de cometer errores con alguna elección que no les gusta; 
  • En los modelos de negocios minoristas, sirven para regalar o recompensar a los consumidores. Una tienda puede, por ejemplo, regalar una tarjeta prepago a sus clientes asiduos, incluyendo programas de fidelidad como cashbacks. Todo ello sin tener que entrar en el negocio de crédito y evitando tener que lidiar con el riesgo crediticio de sus clientes.

Medio de pago para personas sin cuenta bancaria

Las tarjetas prepagas también sirven para democratizar el acceso a los servicios financieros para cualquier persona, ayudando en el proceso de bancarización. Ellas pueden simplemente ser una forma asequible de pago físico y en línea para las personas que no tienen una cuenta bancaria.

En general, uno de los ejemplos más comunes del uso de las tarjetas prepagas es que permite a los padres y madres dar a sus hijos mensualidades, para que no lleven dinero en efectivo o usen una tarjeta de crédito. O también pueden ser usadas como una forma de vincular billeteras digitales o servicios en línea al mundo de las tarjetas, por ejemplo.

Tarjetas crypto

Las tarjetas prepagas también están muy bien vistas y utilizadas para productos innovadores: pueden conectar los mundos cripto y DeFi con el mundo físico y las finanzas tradicionales, por ejemplo, a través de tarjetas cripto. Es decir, permitiendo gastar el saldo en criptomonedas y otros criptoactivos que un usuario tenga en una exchange, todo sin tener que realizar conversiones previas (que cuestan tiempo y dinero).

Algunos players latinoamericanos importantes, como Ripio, Buenbit y Belo, tienen tarjetas prepagas powered by Pomelo que permiten usar el saldo en criptos convertido a moneda fiduciaria de forma instantánea. 

Y estas posibilidades son solo algunas de las muchas maneras en que se puede combinar crypto con finanzas tradicionales. Otro caso de uso innovador viene del agro: la tarjeta de Agrotoken. Con ella, la startup permite a los agricultores convertir el saldo de su producción agrícola en tokens, y estos mismos tokens también sirven como saldo para hacer cualquier tipo de compra.

Las tarjetas prepagas como una oportunidad de negocio

Si bien es una forma de aplicar soluciones de banking as a service, las tarjetas prepago son una unidad de negocios llena de ventajas. Ellas sirven como: 

  • Fuente de ingresos extras, a partir de, por ejemplo, la tarifa de intercambio;
  • Un producto sin riesgo crediticio (porque no dejan que el usuario gaste más de lo que está precargado y no permiten entrar en sobregiro);
  • Una herramienta para que las empresas de diferentes sectores aprendan los hábitos financieros de sus usuarios y, a partir de esto, ofrezcan servicios que atraigan a su base de clientes y enriquezcan su compromiso y posicionamiento;
  • Y también permiten ofrecer más productos financieros a su cartera: por ejemplo, tarjetas de crédito, préstamos o seguros (entre otros), que enriquecen la experiencia del usuario y generan ganancias aún mayores.

Gracias al avance de la infraestructura y los servicios de embedded finance, hoy en día es mucho más rápido y práctico lanzar tus propias tarjetas prepagas. Con un socio de infraestructura fintech, ya cuentas con una solución que gestiona todos los aspectos técnicos de la emisión de las tarjetas, su distribución y el procesamiento de sus transacciones. Y también puedes personalizar la experiencia de tus usuarios, todo al alcance de las API y de las soluciones especializadas que este socio ofrece en finanzas, tecnología y seguridad.

Ofrece tus propios productos financieros
en cuestión de semanas

Utiliza nuestra tecnología para desarrollar, lanzar y escalar servicios financieros en América Latina, de forma ágil y segura.

Somos un equipo de especialistas en contenido y fintech que estamos por detrás de la voz, o mejor dicho, de las Words de Pomelo. Vamos a contarte todo sobre la industria, tendencias, productos, metodologías, buenas prácticas e historias pomelers en primera persona.

Los comentarios están cerrados.